Ya estan en el mercado los primeros vinos de la Bodega Chakana con certificación Biodinámica: Chakana Nuna Estate

Chakana Nuna Estate Malbec - Orgánico- Biodinámico con sello DemeterChakana recibió la certificación biodinámica para la bodega, los viñedos y vinos provenientes de la Finca Nuna en Agrelo, Lujan de Cuyo, donde se ubica el edificio de la bodega. De esta manera, a partir de la cosecha 2016 la línea Chakana Nuna Estate, integrada por vinos provenientes de ese único viñedo y elaborados en la propiedad, se ofrece al mercado con certificación Demeter, la organización responsable del control y promoción de los productos de la agricultura biodinámica.

La Finca Nuna, que en Quechua quiere decir “Alma” o “Espíritu”, cuenta con 80 hectáreas bajo supervisión y es el mayor viñedo biodinámico certificado de Argentina. Fue plantada entre 2002 y 2011, cuenta con riego por goteo y recibe un manejo orgánico/biodinámico desde 2012. Un trabajo de análisis y segmentación de terruños ha permitido definir las parcelas más aptas para cada variedad y adecuar las herramientas del manejo orgánico biodinámico a las necesidades de cada tipo de suelo. En cada parcela se trabaja con una combinación de verdeos, compost (producido en la finca), té de compost y preparaciones biodinámicas que optimizan la estructura del suelo y su fertilidad natural.

Chakana Nuna Estate White Blend - Orgánico- Biodinámico con sello Demeter

La línea Nuna Estate con Certificación Biodinámica Demeter se compone de Chakana Nuna Estate Malbec, Chakana Nuna Estate Syrah, Chakana Nuna Estate Bonarda y Chakana Nuna Estate White Blend -60% Sauvignon Blanc, 20% Chardonnay y 20% Viognier. La Enología de la bodega está a cargo de Gabriel Bloise. Gabriel entiende la enología como un medio para expresar la naturaleza y cree que los mejores vinos son los que no llevan la marca de quien los elabora sino de los lugares donde se desarrollan. El estilo de elaboración de Chakana se define por el criterio de intervenir lo menos posible en los procesos de fermentación, utilizando levaduras indígenas, minimizando las intervenciones con SO2 (anhídrido sulfuroso) y otros aditivos, y privilegiando el uso de materiales porosos en la crianza -cemento sin epoxi y toneles-, de manera de conservar el carácter del lugar en el vino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s