Ajenjo argentino…

En un pequeño alambique de cobre, que nos retrotrae más a un elaborador casero de mediados del siglo 19 que a una fábrica industrial, se produce la alquimia que transforma la mezcla de hierbas secretas, ajenjo y anís en Absenta.En Coquimbito, Maipú, pleno corazón de Primera Zona, entre viñedos y olivos podemos encontrar la destilería de “ A la Antigua” donde el mismo nombre nos revela el objetivo de recrear esos licores y destilados que muchos han olvidado. Su elaborador Osvaldo Furrer nos muestra receloso aquella receta original escrita a pluma y en francés ya en un papel ajado que le da un valor adicional, el de resguardar el secreto de la bebida prohibida. Los consumidores no se podrán abalanzar a comprar compulsivamente porque simplemente la producción es de sólo 30 botellas al mes.
Leé la nota completa original en el Diario Los Andes
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s