Postre con gorra: el queso y dulce

Esto es Contame Algo que No Sepa, la sección que a partir de hoy  te invita todos los miércoles a conocer historias y mitos de la gastronomía porteña, argentina y mundial  que no son muy conocidas. Historias que el autor ha rastreado y desenterrado para Caseus Mundi de un saber popular ya casi desaparecido. ¡Que las disfrutes!

LA combinación de queso y dulce no es nueva, existen muchas preparaciones dulces con base de quesos blandos, pero en la Argentina es muy tradicional comer un trozo de queso con algún dulce, que según la región puede ser del tipo jarabe o dulces sólidos.

En el noroeste argentino es común la combinación de quesillo de cabra, rociado con miel de caña o arrope de tuna, dos dulces con consistencia de jarabe espeso típicos de esa zona argentina.

Evidentemente inspirado en los quesillos con miel o con arrope del noroeste, la cocina italo-hispano-porteña hace su propia creación utilizando los ingredientes al alcance de la mano en el Río de la Plata.

Este Plato que recibe el nombre de “vigilante”, que era el preferido por Jorge Luis Borges, y se confecciona con queso fresco (descendiente argentino del quartirolo Lombardo Fresco). Y aquí otra controversia: ¿dulce de membrillo o dulce de batata?. Los puristas dicen que el original era con el de membrillo y que el que lleva dulce de batata no se llama vigilante sino postre Martín Fierro (que en Uruguay lleva dulce de membrillo). Otros sostienen que el verdadero vigilante es el de dulce de batata y el que lleva dulce de membrillo va acompañado de queso Mar del Plata (un pate grass local).

Lo cierto es que este postre es universalmente reconocido como un típico argentino, también por su origen incierto.

En cuanto a su nombre, la historia mas difundida es que este postre debe su nombre a la denominación porteña del policía (vigilante). Aquí otra vez dos versiones diferentes. La primera se basa en la suposición que, por la característica de este plato, que permite comerlo de pie, era el preferido de los policías de principio de siglo XX y la otra atribuye su origen a una cantina del barrio porteño de Palermo, donde solían comer los “vigilantes” de la zona.


   4 comentarios
Claudia3 marzo 2010

Muy interesante la página. Un placer leerlos, tanto como el maridaje que se produce entre vinos y quesos o vinos o quesos y cervezas que gracias a ustedes he tenido el placer de degustar. Ese postre tambien tiene en algunas zonas de nuestro país, el nombre de Postre de Camioneros, que como podrán inteligir facilmente, debe su nombre a que es un postre muy elegido por ellos y que se come frecuentemente dando vuelta el plato. Generalmente se sirve con batata por eso recibió tambien el apodo de “fresco y batata”.
Un cordial saludo
Claudia


    Caseus Mundi3 marzo 2010

    Gracias Claudia, es buenísimo que además de disfrutar la parte visual te guste leernos. Esta sección que lleva a delante Javier nos resulta interesantísima a nosotros tambien. Me alegra mucho que te guste y seguí entrando toda esta semana que las sorpresas apenas empiezan. Por otro lado no sabía el orígen del otro nombre del quesos y dulce, con el que se lo conoce más frecuentemente en los bolichones y bodegones porteños… me gustó. Gracias por la info.

    Saludos


Juan Carlos8 marzo 2010

Hola,
recién descubro esta página y me parece buenísima. Muy interesantes las notas de Calcagno, espero que sigan porque me interesa mucho el tema de las historias detras de la gastronomía. Sigan así y publiciten las degustaciones porque me gustaría ir.
Un abrazo,
Juan Carlos


    Caseus Mundi8 marzo 2010

    Hola Juan Carlos, gracias por tu comentario y, podes quedarte tranquilo: hemos coaptado al Dr. Calcagno para que trabaje para nosotros hasta drenar todo su conocimiento, y luego lo cambiaremos por otro más joven y cretivo.
    Saludos

    Caseus Mundi

    [WORDPRESS HASHCASH] The poster sent us ’0 which is not a hashcash value.